ALPHA MIAMI fue creada para quienes deseen formar una familia a través del útero de una tercera persona. Con el fin de ayudar a explorar, dar información y, también, brindar la posibilidad de hablar con alguien que ya conoce el camino y sabe sobre las dificultades del proceso inicial, mientras se analiza una decisión difícil de tomar.

 

ALPHA MIAMI está al principio del principio. Amparado bajo el marco de la las leyes que rigen los Estados Unidos de Norteamérica: sabiendo que su hijo es suyo aún antes de nacer.

 

Mi hijo nació en el estado de Florida (Estados Unidos), y tras haber vivido esta experiencia con éxito también nació la idea de crear una consultora: no fue casual que mi historia tuviera un final feliz. El proceso que lo llevará a tener a su hijo en brazos no es otra cosa que saber protegerse, especialmente en el caso de padres internacionales.

 

ALPHA MIAMI es el primer paso, cuando todo son incertidumbres y las dificultades incluyen darse cuenta si se puede o se quiere avanzar en la búsqueda de un bebé propio. Estar bien informado (ayudarlo a sortear errores graves publicados en Internet y medios de información), contactar una agencia ética, una clínica de fertilidad confiable y un abogado con experiencia son elementos tan importantes como el hecho de tener un útero perfecto para el desarrollo de su bebé.

 

Las consultas son personales y confidenciales.

   
 

   ALPHA MIAMI rechaza  

   la fórmula “alquiler de

   vientre” entendiendo que

   no es ético comerciar con

   un órgano que es inherente

   al individuo. Adhiere sin

   embargo a la compensación

   económica por dolor y/o

   sufrimientos causados en

   el gesto altruista de quienes

   entienden que gestar al hijo

   de otra persona es un acto

   humanitario y de amor

   supremo.